Navegante de agua y piedra

Miguel Valverde, navegante de agua y piedra. El lienzo es su barca y el pincel su timón, plasma la imagen del páramo que se une a la mar en la península en formas de siluetas caprichosas mezcladas con colores que sólo en el paraje sudcaliforniano se encuentra.
El pintor recorre física y espiritualmente con su obra la Baja California Sur, territorio
  aparentemente inhóspito pero que en su interior abraza benevolentemente el espíritu, la mirada y el corazón de quien decide por voluntad propia naufragar en sus aguas.

Con destellos de color nos lleva en un viaje
 por las aguas del Pacífico y del Golfo de California, por los torrentes turquesas que se funden en las arenas y rocas de sus islas.

Las estrellas lo guían mar adentro en las aguas sudcalifornianas. En ellas la vida se desborda, emerge con energía en un equilibrio perfecto.

La gran diversidad de la península se recrea en manos del artista, en ese tránsito de lo temporal a lo inmortal, condición que solo el color otorga a la obra.

Miguel Valverde  además de navegante, es un caminante, que se introduce a la península, al desierto, a los vestigios de las antiguas culturas, habitantes  milenarios que en los desnudos muros de cuevas y cañadas dejaron su testimonio, el reto  e inspiración al artista quien se  convierte en el portador de su mensaje.

De piedra es el macizo peninsular, cobijo de flora y fauna, de especies que se mimetizan con su entorno, de colores parcos, grisáceos, brillantes, formas singulares que se adaptan, que evolucionan, que garantizan ese soplo de vida que vaga sutilmente como la brisa marina, y que nutre el mosaico sudcaliforniano.

Navegante de agua y piedra, nos transporta a una mítica travesía por sendas que el artista se atreve a cruzar con su lienzo y su pincel, con su pasión y su imaginación, con un soplo de inspiración que lo lleva a izar las velas donde el mar
  y la tierra se funden en una sola visión.

Gabriel Piñón Olivas


Miguel Valverde, Artista plástico mexicano, nace en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua en 1980. Su obra ha sido expuesta entre México, Estados Unidos, Austria y Alemania. Se desempeña como muralista con más de una veintena de obras realizadas en Universidades, Centros de Convenciones, Museos, Centros Culturales, recintos de la iniciativa privada y Presidencias Municipales. 


Su obra pública se encuentra repartida en varias ciudades de México. Algunas de sus obras recientes son los murales “A dos de tres caídas sin límite de tiempo” en la Arena México; conmemorando el 80 aniversario de la Lucha Libre mexicana, en Austria “Semillas del Cosmos” para el Museo del Mundo en Viena y la escultura "Cuna de la ganadería" en Satevó Chihuahua.


Actualmente Valverde realiza proyectos culturales en las ciudades de Ojinaga, Chihuahua, San Francisco California, Esslingen en Alemania y Viena en Austria.


¡Los esperamos!