El cineclub Medusa regresa y presenta el ciclo de la reconocida directora francesa Agnès Varda o mejor conocida como la abuelita de la Nouvelle Vague, hace unos días cumplió sus 90 años y para celebrarlo durante el mes de junio se proyectarán 4 películas. 

Agnès Varda es una directora de cine francesa. Vive y trabaja en París. Es considerada por algunos críticos de cine la «abuela de la Nueva Ola» y una de las pioneras del cine hecho por mujeres y del cine feminista.

Las playas de Agnès
(Francia, 2016)
6 de junio, 20:00 horas

Documental autobiográfico de la directora Agnes Várda. La realizadora francesa explora sus memorias, de forma cronológica, a través de fotografías, videos, entrevistas, representaciones y narraciones de su vida.

Cléo de 5 à 7
(Francia, 1962)
13 de junio, 20:00 horas

Cleo es una joven y bella cantante que está esperando los resultados de unas pruebas médicas. Una adivina que lee las cartas le predice que tiene cáncer y que va a morir. Mientras pasa el tiempo esperando los resultados, conoce a un joven soldado que está a punto de ser enviado a Argelia y que le confiesa sus temores a morir.  

La película hace una reflexión sobre el amor a la vida, la falta de humildad y la muerte. Cleo es una joven frívola y aburguesada que sólo se preocupa por su belleza y que se ve amanazada por la muerte. Una muerte que, para ella, es fealdad: 
Mientras seas guapa, estarás mucho más viva que los demás.

Daguerréotypes
(Francia, 1975)
20 de junio, 20:00 horas

Agnès Varda filma la calle Daguerre, en el distrito 14º de París, donde ella vivía. Filma a los comerciantes, al carnicero, a la panadera, al tendero de ultramarinos, al peluquero, a sus vecinos. Trasciende la vida apacible del francés medio. Hace un homenaje a lo cotidiano.

Jacuot de Nantes
(Francia, 1991)
27 de junio, 20:00 horas

El filme vuelve sobre la infancia y adolescencia de Jacques Demy; cuando aún se hacía llamar Jacquot y vivía junto a su hermano y padres en la Francia rural durante el periodo de ocupación alemana. Acudimos al momento justo en que el encanto de la representación del teatro guiñol local hace volar la imaginación del pequeño Jacquot, para después descubrir y cultivar su cinefilia como su mayor orgullo a través de los primeros encuentros con el trabajo de grandes cineastas.

Jacques Demy fue un cineasta francés, uno de los más destacados representantes de la Nouvelle vague. Dentro de este movimiento, su obra es bastante inusual, ya que no se interesó demasiado por la experimentación formal, como Alain Resnais, ni por la agitación política, como Jean-Luc Godard

Entrada libre
Red de Cineclubes de La Paz