Estos Animales reales e imaginarios de Baja California habitan cielo, mar y tierra, se reproducen, se transforman, desafían el límite entre lo animal, lo humano y lo divino. Vuelan hasta las cuevas, se arrastran de boca en boca, nadan por el imaginario popular. Ernesto Adams se convirtió en un diligente cazador que recorrió los rincones de la península para encontrar los vestigios de estas criaturas en las voces más variadas, a través del cuento, la poesía, la crónica, el reportaje y la anécdota, para mostrarnos un catálogo sin precedentes, con tantos matices como los de la fauna que contiene este libro.