Es un hecho conocido que la música genera importantes beneficios en el desarrollo intelectual, psicológico y social de niños y jóvenes.  La música ayuda a desarrollar la capacidad de los jóvenes para la atención y la concentración, potenciando así su rendimiento en la escuela.  Estimula la memoria, el análisis, la síntesis y el razonamiento, y por lo tanto, el aprendizaje. Potenciar estas capacidades facilita actividades básicas para el proceso de enseñanza-aprendizaje  tales como la lectura,  la escritura y las matemáticas,  así como desarrolla el coeficiente intelectual.

En el aprendizaje de la música se estimula la  practica orquestal que es un tipo de comunidad que se forma con el único y maravilloso objetivo de “concertar”, en tal sentido fortalece lazos importantes en términos del trabajo en equipo y por ende del tejido comunitario por cuanto a través de la búsqueda de la armonía en conjunto,  a partir del esfuerzo individual y colectivo, se logra desarrollar importantes arraigos identitarios que definitivamente construyen mejores personas.   En este proceso el componente de autoestima también se ve positivamente impactado porque el reconocimiento social hacia el artista comunitario lo ubica en un lugar de importancia,  ya se convierte en el  representante de ese sentir y necesidad de ser reconocidos por las cosas buenas que se hacen en su comunidad,  esto sin ninguna duda fortalece vínculos importantes de solidaridad y respeto mutuo.

Sin embargo la práctica musical,  y sus beneficios,  no es fácil en los sectores populares en los que el acceso a los consumos culturales y  bienes materiales muchas veces esta limitado y,  se imposibilita la adquisición de instrumentos musicales de calidad, sencillamente porque  los costos de estos en muchos casos superan el ingreso familiar, lo que lo hace impensable para muchas familias.


Este es un proyecto innovador,  no hemos encontrado otra referencia acerca de este tipo de proyectos en México,  ya que a partir de una investigación que hicimos acerca de la construcción de instrumentos con materiales alternativos, nos encontramos con uno muy interesante que es una mezcla de varios ingredientes  de fácil acceso, papel y pegamento con el que se realiza una masilla sencilla de moldear que al secarse endurece de manera muy eficiente produciendo un material fuerte y de alto nivel acústico, muy similar a las condiciones de las cajas de resonancia que produce la madera, hicimos varias pruebas con el material y funcionó para fabricar tambores y jaranas a partir de esto.  Decidimos invitar a 2 estudiantes de la Escuela de Laudería de Querétaro, para que aportaran conocimientos específicos y técnicos a nuestro diseño y,  de esta forma,  poder elaborar Jaranas con este material, el resultado ha sido maravilloso porque hemos logrado la construcción de instrumentos de calidad,  a muy bajo costo, que además con toda una metodología que hemos desarrollado puede ser construidos por los mismos niños y  jóvenes de manera muy rápida, con poco riesgo de accidentes  por haber un bajo uso de herramientas eléctricas y/o punzocortantes,  y lo más importante es que se demuestra a los participantes del taller que,  a partir de un esfuerzo colectivo que involucra a los mismos miembros de la comunidad,  hemos avanzado juntos en la solución de un problema de todos. 

Involucrarse en este taller de construcción también aporta a los jóvenes el conocimiento suficiente y necesario para fabricar sus propios instrumentos,  conocimiento que queda en sus haberes y saberes  para ser utilizado en el futuro si fuera necesario.

En esta actividad no sólo aprenden a construir sus instrumentos y a resolver pequeños problemas  sino también se acercan al conocimiento de música tradicional mexicana, en uno de sus géneros, como es el Son Jarocho.

Creemos que este es el beneficio mas importante del proyecto en términos del fortalecimiento de las comunidades ya que convoca al trabajo colectivo en pro del bien común.

 

Lic.  Felipe Acevedo Castillo

CONSULTOR EN DISEÑO Y GESTIÓN DE PROYECTOS CULTURALES.

 

Felipe Acevedo ha trabajado en diferentes organizaciones culturales en áreas como docencia en metodología de la investigación, gestión de proyectos culturales , producción artística, búsqueda y recaudación de fondos para proyectos musicales, músico profesional y como instructor y consultor de gestión cultural y creativa.

Desde Venezuela ha obtenido parte inicial de su formación y experiencia en organizaciones tales como la Fundación de Etnomusicología y Folclor (FUNDEF); La orquesta de instrumentos latinoamericanos (ODILA) y la Universidad Central de Venezuela (UCV).

De los proyectos como gestor  para la cultura podemos mencionar entre otros: El diseño de un prototipo de Software educativo basado en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías como apoyo a la difusión y apropiación del patrimonio cultural dirigido a niños de la escuela básica;  Diseñador curricular de la Escuela de Música Popular Latinoamericana (proyecto de FUNDEF con patrocinio de la OEA y la UNESCO).

Desde México ha desarrollado un importante número de trabajos en materia de gestión y capacitación  cultural e industrias culturales y creativas. Ha sido Diseñador curricular e instructor de los Talleres de Animación Socio-Cultural,   Planeación Estratégica,   Elaboración de Proyectos  y  Evaluación de Impactos Culturales  para el Sistema Nacional de Capacitación y Profesionalización para promotores y gestores Culturales    de   la Dirección de Capacitación Cultural del CONACULTA.  México,  D.F.,   2001 – 2006.

Igualmente, como consultor de EDUCAPTA coordina el componente de formación a través del  “Seminario de gestión de proyectos culturales, creación de microempresas culturales de la Ciudad de México” para el programa  “Imaginación en Movimiento”, de la Secretaría de cultura del Gobierno del Distrito Federal, México, 2007-2009 

Actualmente dirige el  equipo de EDUCAPTA, que es un colectivo de maestros e investigadores (en Barcelona, Ecuador, Colombia, Venezuela y México) dedicados a la gestión cultural y la formación y acompañamiento de empresas culturales y creativas a través de una metodología desarrollada por el equipo basada en la propuesta de los CIDEC (Centros de Innovación y desarrollo Cultural y Creativo) el cual es un modelo de gestión cultural donde confluyen la investigación, la creación y la incubación de empresas culturales.     También ha sido docente invitado (por el Sistema Nacional de Capacitación Cultural) en universidades como: UDG Jalisco, Universidad de Coahuila, Universidad Benemérita de Puebla, Universidad Autónoma del Estado de México, ITSON Sonora, Universidad Veracruzana…

En Querétaro ha sido director musical, docente  y coordinador del Ensamble infantil de percusiones Latinoamericanas” desarollando una labor de formación, promoción y difusión  de la cultura popular latinoamerica con niños y jóvenes de la comunidad.